Cualquier empresa que tenga vehículos propios puede reducir costes y mejorar su eficiencia gracias a la tecnología.

La mayoría de las empresas aún gestiona sus flotas de forma tradicional, pero gracias a las nuevas tecnologías podrían ahorrar costes y ofrecer un mejor servicio a sus clientes.

Uno de los gastos más importantes es el kilometraje. Según muestra esta infografía de TomTom, aproximadamente el 50% de los conductores aún lo registra de forma manual en papel. Esto puede representar un gasto añadido a las empresas, tanto por el tiempo empleado como por la falta de precisión de este sistema. Según el estudio de TomTom, en Europa 1 de cada 3 conductores falsifica sus datos de kilometraje, y el 29% lo hace de forma regular. Este dato aumenta hasta el 57% en países como Irlanda. Se podría evitar este coste empleando sistemas que registren el kilometraje automáticamente.

Por otro lado, el tiempo que los conductores dedican al papeleo, rellenando los registros, y cumplimentando los formularios que permiten a las empresas gestionar las flotas, es un coste añadido para las empresas. Las estimaciones de TomTom muestran que el 54% por ciento de los conductores emplean dos horas al mes en ello, pero en algunos países, como Irlanda, las horas mensuales invertidas en esta actividad aumentan a 4.

Además, el tiempo que los conductores pasan estableciendo y planeando la ruta del día es un coste añadido para las empresas. Un sistema de gestión eficaz informaría al conductor automáticamente a lo largo del día de sus puntos de entrega, para así asignar al conductor más indicado a cada punto en cada momento, lo que permite compensar retrasos y ofrecer mejor servicio al cliente.

Los problemas de tráfico y el tiempo pasado en atascos también hacen que los transportes sean poco eficientes, y que el servicio al cliente no sea el óptimo. Emplear un sistema de navegación con alertas de tráfico y que sugiera rutas alternativas, como los ofrecidos por TomTom, pueden reducirlos en gran medida.

Otro coste puede ser el de las multas por exceso de velocidad, que muchas empresas asumen. De hecho, los datos de esta otra infografía de TomTom muestran que el 67% de los conductores en España rebasan los límites de velocidad. Además, en altas velocidades se consume más gasolina, lo que es un coste añadido.

Empleando la tecnología, como navegadores, Smartphones y Tablets, todos estos costes pueden reducirse en gran medida, por lo que son una inversión rentable para las empresas que gestionan flotas de vehículos.

Si quieres saber más sobre la gama TomTom visita la web de GTI.

Fuente: Yolanda Horta