impresora3D

Se espera que el mercado de impresión 3D crezca un 56% este año y genere 5.300 millones de dólares en 2015

Ya nadie duda del enorme potencial de la impresión 3D. Según las cifras de la consultora Canalys, este mercado podría superar los 20 mil millones de dólares en 2019. Aunque ya hay muchas industrias que ya están aplicándola con buenos resultados, y a medida que vaya popularizándose y los precios vayan bajando, empresas de todos los tamaños querrán aprovechar sus ventajas. Pero ¿es una oportunidad real para el canal en estos momentos?

Por supuesto, en cualquier mercado en expansión las primeras empresas que entran pueden beneficiarse de un posicionamiento más sólido y de su experiencia en el sector, por lo que entrar en el mercado de impresión 3D ahora, puede resultar muy interesante para distintos tipos de empresas de TI. No hay que olvidar que, además de la venta de impresoras, los servicios asociados pueden ser una fuente de negocio e ingresos.

¿Cuáles son las oportunidades?

Venta de impresoras:

La más obvia es la venta de dispositivos de impresión 3D. ¿Cuáles de tus clientes pueden estar interesados en este tipo de dispositivos? Por sectores, los más activos en estos momentos aplicando la impresión 3D a sus proyectos son:
• Fabricación: cualquier empresa de manufactura puede hacer diseños CAD y prototipos de forma sencilla
• Medicina: de momento ya se han realizado prótesis, y se está avanzando en el campo de la biotecnología, por ejemplo para imprimir órganos y tejidos
• Arquitectura: para la creación de maquetas, etc.
• Moda: impresión por ejemplo de diseños, accesorios, zapatos, etc.
• Arqueología: permite hacer réplicas de piezas de alto valor cultural sin el uso de moldeo, que en muchos casos es más caro, más difícil y demasiado

Esta lista es solo una muestra, ya que cada vez más industrias la utilizan.

Formación:

Para utilizar una impresora 3D es necesario llevar a cabo cierta formación para familiarizarse con el software y los parámetros que hay que meter. La formación dura a partir de 2 horas, y no tiene por qué estar impartida por el fabricante, por lo que otras empresas pueden dedicarse a ofrecer estos cursos. En concreto, BQ, la empresa de impresoras 3D con la que trabaja GTI, ofrece cursos para que otras empresas puedan ofrecer formaciones a sus clientes.

Servicio técnico:

La impresoras 3D son máquinas complejas, tienen que calibrarse, y por supuesto requieren mantenimiento, ya que pueden desajustarse, averiarse, etc.

Venta de consumibles:

Asociada a la venta de impresoras existe la oportunidad de vender consumibles, en varios colores y materiales.

Si quieres conocer la gama de impresoras 3D Witbox de BQ y los consumibles asociados, visita nuestra web.

#impresión 3d #Witbox #BQ
Fuente: GTI