Portátiles-gaming-Gygabyte

Descubre cómo han evolucionado los portátiles para Gamers.

Hace aproximadamente una década de la aparición de los primeros modelos de portátiles gaming. Durante estos 10 años, la evolución que este tipo de dispositivos ha experimentado ha sido espectacular, pasando a ser equipos que ofrecen un rendimiento extremo y que permiten, en el caso de los modelos de alta gama, disfrutar de los videojuegos con un nivel de detalle máximo, al igual que lo haría un modelo de sobremesa.

¿Cuáles son las claves de esta evolución?

La refrigeración

Los primeros portátiles gaming se calentaban mucho por su pobre capacidad para disipar el calor, lo que impedía que pudiesen contar con los modelos de tarjetas gráficas más potentes del momento, limitando en gran medida su rendimiento frente a los equipos de sobremesa.

El gran cambio en este sentido ha sido posible gracias a la mayor eficiencia de los componentes, que han ido reduciendo de manera sistemática el consumo sin repercutir negativamente en el rendimiento. Más bien todo lo contrario, ya que el rendimiento se ha visto multiplicado.

Un rendimiento similar al de los ordenadores de sobremesa

Los portátiles Gaming actuales cuentan con potentes procesadores, que ofrecen un rendimiento equiparable al que ofrecen los equipos de sobremesa. Un ejemplo son los procesadores Intel i7 6700HQ de sexta generación, que ofrecen una potencia suficiente como para mover los juegos y programas más exigentes sin despeinarse.

Además, la gran diferencia que existía entre los portátiles y los equipos de sobremesa ha desaparecido ya que los nuevos portátiles cuentan con los últimos modelos de tarjetas gráficas, con un rendimiento parejo al de sus hermanos de sobremesa.

Un ejemplo de esto lo podemos ver en la nueva familia de tarjetas gráficas NVIDIA. Los modelos GTX 1070M o GTX 1060M cuentan con un rendimiento prácticamente igual al de sus equivalentes de sobremesa. Esto es mucho decir, ya que las nuevas gráficas son las más potentes que se han creado nunca y multiplican el rendimiento frente a la anterior generación. Gracias a esto, por primera vez, sea posible jugar a los juegos más exigentes con la configuración más alta posible, como lo haríamos en un ordenador de sobremesa de última generación.

Pantallas de gran calidad

La evolución que ha sufrido el rendimiento de los ordenadores portátiles a nivel gráfico ha permitido que los ordenadores gaming cuenten con pantallas de cada vez más calidad, haciendo posible captar todos los detalles del juego gracias a las nuevas resoluciones 4K, tiempos de respuesta de menos de 5ms y tasas de refresco superiores a los 120Hz.

Mayor autonomía

Los portátiles gaming de generaciones anteriores se veían muy limitados por la duración de la batería, que raramente superaba la hora y media de duración. Aquellos modelos que contaban con una mayor autonomía se veían afectados por un gran peso y tamaño, derivados de la gran batería que necesitaban. Hoy en día ya no es así, la mayor eficiencia y menor consumo de los componentes hace que hoy en día la duración de la batería pueda llegar a un máximo de 8 horas, manteniendo un diseño y un peso contenido.

En el Área Gaming de nuestra web puedes encontrar los equipos de Gigabyte, que cumplen con todas estas características, además de periféricos, componentes, torres, almacenamiento y muchos más productos para Gaming.

 

#gaming #gigabyte #portátiles

Fuente: GTI