licencias-microsoft-open-csp-o365

Ventajas y características de las distintas tipologías de licencias Microsoft.

Aun nos estamos acostumbrando al nuevo modelo de negocio de Office 365, y nos encontramos con el lanzamiento del programa CSP. Así, ante nosotros se presentan numerosas opciones para adquirir varios de los productos más representativos de Microsoft, como son por ejemplo Office, Exchange, Skype for Business, Dynamics CRM… Muchas veces es complicado discernir las diferencias y ventajas de cada una de ellas. Por eso, en este post vamos a hacer un rápido resumen del funcionamiento de Open, Office 365 y CSP.

Hay que tener en cuenta que algunos productos, por ejemplo SharePoint, pueden entrañar diferencias importantes según el formato, por eso solo nos referiremos a los que están disponibles en las 3 plataformas.

Licencias Microsoft OPEN

La ventaja esencial de adquirir los productos en esta modalidad es que su adquisición es perpetua, se realiza un solo pago y obtienes las licencias, con disponibilidad ininterrumpida y sin necesidad de afrontar ningún otro desembolso en el futuro. Aunque hay varias opciones disponibles, como OPEN Value u OPEN Value Suscription, esta es la principal ventaja de Microsoft OPEN como tal. Si te interesa OPEN, en este post te contábamos cómo instalarlas.

Licencias Microsoft Office 365

La principal característica de Office 365 es su flexibilidad, principalmente reflejada en los diferentes planes disponibles para adquirir los productos requeridos. La primera ventaja de O365 es que el desembolso inicial es mucho menor, ya que en este caso compramos suscripciones anuales y no adquirimos el producto en sí, y para seguir utilizándolo habríamos de renovar al año siguiente. Otra ventaja es que si tenemos la suscripción activa cualquier actualización o nueva versión la tendremos disponible sin tener que pagar ningún coste adicional.

Licencias Microsoft CSP

Si hablábamos de la flexibilidad de Office 365, el programa CSP es una vuelta de tuerca más, ya que es muy similar en funcionamiento al 365 pero funcionando con suscripciones mensuales.

Además otra ventaja es la inmediatez, ya que a diferencia de los programas anteriores, en los que el alta de las licencias se procesa en unas 24 horas, aquí obtienes las licencias prácticamente de inmediato, pudiendo ser incluso autónomo para añadir o suprimir suscripciones. De hecho, aunque la facturación es mensual el número de licencias puede variar día a día, y se factura el uso de las mismas a final de mes. Esto nos tiene la ventaja de que el cliente paga exactamente lo que necesita según las fluctuaciones de su negocio. Por otro lado, es un sistema fácil de mantener, ya que en caso de no modificar el contrato o cancelar o añadir suscripciones se renueva automáticamente lo que tengamos contratado salvo cancelación expresa.

Estas son las ventajas en cuanto a funcionamiento, CSP también tiene otras ventajas que ya comentamos en este post. Aquí puedes ver cómo trabajar con CSP.

Espero que hayamos podido arrojar algo de luz ante las dudas entre los tres programas.

 

 

Fuente: GTI – David Martínez